Evolución del fotomatón a lo largo de su historia

Evolución del fotomatón a lo largo de su historia

Hoy día las cabinas de fotomatón están a la orden del día en muchos eventos de todo tipo, desde bodas hasta eventos de empresa. ¿Pero cuáles fueron los orígenes del fotomatón? La evolución de esta máquina ha dado varios pasos agigantados desde su creación hasta la actualidad. En primer lugar, destacar que antaño un fotomatón no era más que un aparato que se activaba por la introducción de una moneda en una ranura y que realizaba fotografías de manera automática.

Hoy por hoy los avances tecnológicos han cambiado esta definición, pero eso no es lo que nos ocupa en este artículo. Por otro lado, vamos a explicaros la evolución del fotomatón a lo largo de su historia para aquellos que quieran conocer un poquito más sobre los orígenes de esta máquina.

Los orígenes del fotomatón

A pesar de que hubo varios precedentes que intentaron crear un dispositivo que cumpliera el objetivo de tomar fotografías automáticas y las imprimiera en el momento, fue el siberiano Anatol Josepho quien en 1925 consiguió confeccionar una máquina que gracias a la introducción de una ficha realizase de manera automática e inmediata una fotografía sobre papel.

Poco después del descubrimiento de Josepho, un joven emprendedor llamado David McCowan, fascinado por este nuevo invento que revolucionaría la fotografía, se animó a crear una variante del fotomatón de Josepho que era capaz de realizar fotografías de formato circular en menos de un minuto. Además, mientras que en el primer prototipo del siberiano las paredes eran de madera y se entraba a través de una puerta, en el caso de McCowan se cambió la madera por una estructura metálica y la puerta por una cortina, cambio que fue recibido muy positivamente en Canadá, su lugar de origen.

¿TE INTERESA?  La importancia de elegir un buena empresa de alquiler de fotomatón

Pronto emprendedores de todo el mundo que fueron testigos del éxito del invento comenzaron a sumarse al carro del fotomatón creando sus propias versiones de la máquina, aunque en la mayoría de los casos no eran más que copias o falsificaciones del dispositivo de Josepho.

La evolución del fotomatón hasta la actualidad

Si bien es cierto que el invento tenía numerosas aplicaciones, fue la diversión que proporcionaba lo que principalmente resaltaba de cara al público. Además, mientras que en esa época no todos tenían acceso a una sesión de fotografía, no digamos ya a una cámara fotográfica, la posibilidad de tan sólo introduciendo una moneda obtener una tirada de fotos personalizadas maravilló a la clases bajas. Era un juego con el que se entretenían niños, jóvenes y mayores, y es por ello que fue un verdadero éxito. Se colocaban en ferias y centros recreativos, por lo que eran una alternativa perfecta para que las chicas se entretuvieran mientras los chicos jugaban a sus maquinitas.

A lo largo de los años venideros el surgimiento de nuevos aparatos automáticos de fotografía amenazó con desplazar al fotomatón, pero pese a estos esfuerzos de sus competidores se impuso gracias a que fue nombrada la máquina ideal para tomarse la foto de carnet. Una fotografía imprescindible para todo aquel que tuviera que conseguir o renovar su documento nacional de identidad.

Después de eso, el fotomatón ha continuado su evolución tecnológica gracias a los esfuerzos conjuntos de inventores y emprendedores por igual, hasta que hoy por hoy somos capaces de disfrutar de dispositivos que realizan de manera automática fotografías en alta definición, que se imprimen en menos de diez segundos (al contrario que los primeros prototipos, que solían tardar entre uno y cinco minutos).

¿TE INTERESA?  Fotomatón vs Photocall

Los avances tecnológicos de los nuevos fotomatones

La pantalla táctil, los efectos en sepia o en blanco y negro, las marcas de agua o incluso la posibilidad de compartir las fotos que se tomen en redes sociales o por correo electrónico. Han sido muchas las innovaciones que desde entonces han ido surgiendo en pro de ofrecer a su público incondicional cada vez una mejor calidad y más funcionalidades, y de ahí que en la actualidad el fotomatón sea una máquina capaz de servir como un recurso fantástico para entretener a los invitados en todo tipo de eventos.

Raro es el planificador de eventos que no cuenta en su haber de elementos de recreo disponibles una cabina de fotomatón o al menos una empresa en la que pueda delegar el desempeño de este servicio, ya que cada día es más habitual contratar este tipo de servicios. Mientras que antaño las cabinas de fotomatón sólo se veían en centros de recreo, ferias y algunas estaciones de transporte de tren o autobús, hoy día no resultaría extraño ser invitado a un evento en el que haya una cabina de fotomatón dispuesta para los invitados que acudan a la celebración.

Esperamos que la historia de la evolución del fotomatón te haya resultado interesante, no dudes en pasarte por el resto de nuestro blog para conocer más información sobre las cabinas de fotomatón que tenemos a tu disposición.

Si estás interesado en el alquiler de un fotomatón para bodas o cualquier tipo de evento puedes ponerte en contacto con nosotros a través del teléfono 655693913 o a través de nuestro formulario de contacto

Valora el artículo: Evolución del fotomatón a lo largo de su historia